Posidonia oceanica, la alfombra del Mediterráneo, en regresión

Las fanerógamas marinas, habitualmente confundidas con algas, son plantas superiores que disponen de raíces, tallo, hojas y que producen flores y frutos. Entre ellas encontramos a Posidonia oceanica, una especie endémica del Mediterráneo a la cual le están pasando factura, desde mediados del siglo XX, las modificaciones antropogénicas que sufre el litoral.

Posidonia oceanica se caracteriza morfológicamente por sus alargadas hojas verdes en forma de cintas agrupadas en haces, que convergen en unos tallos cortos seguidos del rizoma, el cual lleva un crecimiento tanto horizontal como vertical, dando lugar a las raíces de la fanerógama.

Posidonia oceanica

Posidonia oceanica

Esta especie puede habitar sobre sustrato blando o duro formando praderas que se distribuyen a lo largo de un amplio rango de profundidades desde 1 a 50 metros, siempre y cuando se sitúen dentro de la zona fótica, ya que al ser organismos fotosintéticos, necesitan recibir radiación solar para llevar a cabo sus funciones vitales. La temperatura óptima para el desarrollo de las praderas se encuentra entre los 15 y 20ºC y en cuanto a la salinidad, esta debe mantenerse relativamente constante.

Las praderas de Posidonia oceanica tienen una gran importancia ecológica ya que:

  • Conforman ecosistemas de alta productividad primaria, hecho que las define como una gran fuente de oxígeno en el medio marino y sumidero de CO2 que, entre otras cosas, ayuda a reducir la acidificación de los océanos.
  • Protegen del oleaje con sus hojas así como de la erosión del litoral, estabilizando el sedimento con su entramado de rizomas y raíces, llamado estructura de mata, que cohesiona el suelo.
  • Actúan como hábitat de numerosas especies que buscan protección entre sus hojas, un lugar donde reproducirse o bien, encontrar alimento, proporcionando así un punto de elevada biodiversidad en el Mediterráneo, que explica los altos niveles de producción de materia orgánica en dichas praderas.

Al tratarse de una especie longeva y de crecimiento lento, se muestra altamente vulnerable frente a las presiones que suponen un estrés fisiológico. Así pues, dicha vulnerabilidad ha provocado una regresión notable de la especie a lo largo del litoral mediterráneo desde los años sesenta, debido principalmente al aumento de las intervenciones humanas costeras, hasta la actualidad.

Entre las presiones antropogénicas que provocan la regresión de Posidonia oceanica, se encuentran:

Pesca de arrastre sin respetar profundidades

Pesca de arrastre sin respetar profundidades

  • Prácticas de pesca ilegal por encima de 50 metros, destacando la pesca de arrastre como la más destructiva.
  • Contaminación de las aguas por vertidos químicos, aguas residuales, fertilizantes u otros, aumentando los problemas de eutrofización y turbidez, impidiendo a la fanerógama realizar la fotosíntesis, y disminuyendo los niveles de oxígeno y la calidad del agua.
  • Fondeo de embarcaciones, dando lugar a una destrucción del hábitat.
  • Construcción de infraestructuras, variando la dinámica del litoral.
  • Aumento de especies exóticas, dando lugar a cambios a lo largo de toda la cadena trófica y afectando de forma directa o indirecta a Posidonia oceanica.
  • Impacto del turismo y las actividades recreativas, que implican la constante degradación de la especie.

Es importante saber que todas las presiones que afectan a un ecosistema son acumulativas y que, en la gran mayoría de los casos, multiplican los efectos adversos sobre el medio.

Así pues, a largo plazo, la pérdida de Posidonia oceanica en el Mediterráneo nos privaría de todos aquellos beneficios que aporta al medio, haciendo decaer la concentración de oxígeno y aumentando la de CO2 a la par que los niveles de acidificación, además de potenciar la erosión de la costa y reducir en gran medida la biodiversidad de la zona.

Luchar por una gestión sostenible del litoral, que apueste por la conservación de las especies clave en la salud de los ecosistemas marinos, es el primer paso para mitigar las presiones que han estado dañando al medio y es responsabilidad de todos.

Literatura citada

Citar este artículo como:

Giralt, I.  (2018) "Posidonia oceanica, la alfombra del Mediterráneo, en regresión," en VIMAR-Vida Marina, publicado el 26/12/2018, accedido el 18/07/2019 en (https://vidamarina.info/?p=372).

Irene Giralt
Irene Giralt
A un año de graduarse en Ciencias del Mar por la Universitat de Barcelona, Irene Giralt es una apasionada del mundo marino. Muy interesada en la ecología, la conservación de especies y hábitats y en el estudio de los impactos antropogénicos que afectan al medio marino. Le atrae el mundo de la divulgación, con la intención de dar a conocer a la sociedad las problemáticas medioambientales que nos rodean y proporcionar las herramientas necesarias para implicarla en la solución, actuando de forma más sostenible con nuestro entorno. Además de ser buceadora Advanced, ha participado en jornadas de divulgación científica para escuelas e institutos tanto en colaboración con el ICM, en el Primer Congreso de Pequeños Oceanógrafos, como en iniciativas propias junto a otros miembros del grado de Ciencias del Mar.

Irene Giralt

A un año de graduarse en Ciencias del Mar por la Universitat de Barcelona, Irene Giralt es una apasionada del mundo marino. Muy interesada en la ecología, la conservación de especies y hábitats y en el estudio de los impactos antropogénicos que afectan al medio marino. Le atrae el mundo de la divulgación, con la intención de dar a conocer a la sociedad las problemáticas medioambientales que nos rodean y proporcionar las herramientas necesarias para implicarla en la solución, actuando de forma más sostenible con nuestro entorno. Además de ser buceadora Advanced, ha participado en jornadas de divulgación científica para escuelas e institutos tanto en colaboración con el ICM, en el Primer Congreso de Pequeños Oceanógrafos, como en iniciativas propias junto a otros miembros del grado de Ciencias del Mar.

Los comentarios están cerrados.